viernes, 29 de julio de 2016

Via delle quattro fontane, Roma

   Como os dije justo el mismo día que volvía, este año he pasado mis vacaciones en Roma para celebrar que mi madre hará 65 años en septiembre, yo 40 en noviembre, también hace 5 años que aprobé las oposiciones y, además, este año me han concedido el traslado a un colegio más cercano a casa.


Vista desde la ventana de la habitación del hotel a través de la contraventana veneciana.

   Lo único que teníamos claro cuando fuimos a contratar el viaje es que queríamos ir a Roma, no nos importaba la fecha, tan solo que fuera durante los meses de julio o agosto, y aunque yo ya había estado ojeando precios en varias páginas web de viajes y hoteles, nos dejamos asesorar por Carolina, la chica de la Agencia de Viajes de El Corte Inglés. Os comento ésto porque todo el mundo dice que los viajes contratados en agencia son más caros que los que se contratan por Internet, pero en mi caso había hecho varias búsquedas en Internet y al final el precio fue similar pero incluyendo unos extras que en Internet no tenía la opción de contratar.
   El hotel Quattro Fontane no es de lujo, ni mucho menos, pero está situado en el centro de Roma, en la Via delle quattro fontane, a tan solo 5 minutos de la Fontana di Trevi y justo enfrente del Palazzo Barberini algo que me parece muy importante para no perder tiempo en desplazamientos. La anterior vez que estuve en Roma estaba cerca del centro pero un poco más lejos y lo he notado para bien esta vez.
   Las fotos que os voy a enseñar no son las mejores que me he hecho en mi vida porque cuando hice la maleta no pensé si la ropa era bonita o fea, si me quedaba mejor o peor o si iba con lo más nuevo; en lo único que pensé cuando hice la maleta fue en ir cómoda, fresca y poder entrar en todas las iglesias sin necesidad de utilizar un pañuelo para cubrir los hombros o las piernas. Pensé tanto en la comodidad que el calzado que llevé fueron unos botines y dos pares de deportivas: ni zapatos, ni sandalias, ni mucho menos tacones; fui a disfrutar y patear Roma y aunque sí iba pensando en hacer fotos de los looks normalitos que llevé en cualquiera de los rincones fantásticos y preciosos que hay en Roma, una vez allí decidí que lo único que iba a hacer era disfrutar del viaje y hacerme mis fotos normales sin preocuparme por nada que no fuera conocer Roma.
   Pues bien, a partir de hoy y poco a poco os iré contando mis Vacaciones en Roma y enseñando la ciudad que imagino que muchos conoceréis mejor que yo pero que me hace mucha ilusión hacerlo.
   Solo una cosa más, no olvidéis leer los pies de las fotos porque en ellos quizás haya más información que el resto del texto.
   Un beso,
   Patricia


Via delle quattro fontane, Roma


Via delle quattro fontane, Roma


Palazzo Barberini, Roma


Palazzo Barberini, Roma


Fachada de una casa de Via Rasella, Roma


Fachada de una casa de Via Rasella, Roma


Allá donde voy veo colegios ;-)


Fachada de la Via Rasella con las marcas de metralla que dejó la bomba que explotó al paso de los soldados de las SS el 23 de marzo de 1944 durante la Segunda Guerra Mundial.


Traforo Umberto I, Roma (Túnel Umberto I) construido bajo la Colina del Quirinale para unir la Via Nazionale con la Via del Tritone


Traforo Umberto I, Roma (Túnel Umberto I) construido bajo la Colina del Quirinale para unir la Via Nazionale con la Via del Tritone

miércoles, 27 de julio de 2016

I love you, green / Te quiero, verde

   Durante el verano, la prenda que más utilizo son los vestidos, me parecen tan cómodos en todos los sentidos...: con una sola prenda estoy vestida, es rápido de poner y no tengo que pensar con qué lo voy a combinar además, son muy fresquitos.


Vestido: Flamenco Chic
Zapatos: ?
Clutch: Ángel Schlesser
Gafas: Paco Rabanne
Pendientes y anillo: Mercadillo

   Ya sé que hace bastante calor y que un vestido de manga larga quizás no sea el más apropiado, pero creo que las frioleras como yo lo comprenderán perfectamente. Cuando entro en un local climatizado o si una noche refresca yo necesito una chaqueta fina para poder estar más o menos bien y por eso este vestido es uno de mis favoritos. Y también me sirve para protegerme del sol porque las que somos tan blanquitas necesitamos protegernos mucho la piel y que mejor forma que llevarla cubierta para que el sol no le de directamente.
   Como muchas de las prendas de mi armario, este vestido también tiene su pequeña historia, lo compré en el Mercado de las Tres Culturas que se celebra en Zaragoza todos los años. Lo vi el viernes por la noche y me gustó mucho pero no me decidí a comprarlo, así que el sábado por la mañana volví a dar una vuelta por el mercado y lo busqué hasta que lo encontré.
   Lo cierto es que me extrañó mucho ver un vestido de Flamenco Chic en un mercado de estas características pero al tratarse de un mercado en el que hay productos de "origen" cristiano, judío y árabe, este vestido de estilo caftán pertenece (más o menos) a una de ellas.
   Espero que os guste este look tanto como como a mi.
   Un beso,
   Patricia 


















Photos by Mercedes Laborda

lunes, 25 de julio de 2016

Stamping nail art de Konad

   No suelo llevar las uñas maquilladas pero de vez en cuando me gusta hacerlo, sobre todo en verano.


   Hace ya tiempo que compré un kit para realizar estampaciones en las uñas que he utilizado bastante pero que hasta ahora no os había enseñado. No sé si habéis visto este tipo de kits, se trata de unas láminas de metal con dibujos grabados en ellas, una cuchilla para limpiar, un sello para estampar y un esmalte de uñas.
   He de confesaros que a veces me resulta bastante complicado utilizarlo pero aún así no desisto e intento aprender a estampar mis uñas del modo correcto. También os quiero decir, que en el embalaje aparecen unas imágenes de uñas que no me gustan nada porque son demasiado largas para mi gusto pero con uñas cortas también se pueden hacer cositas monas y discretas si tienes maña y no eres tan torpe como yo ;-)
   Un beso,
   Patricia








viernes, 22 de julio de 2016

Brunch en The Nook

   Mi llegada de las vacaciones fue por todo lo alto, el viernes 15 fue el cumpleaños de una de mis sobrinas, Judith, y lo primero que hice nada más llegar fue ir a felicitarla. Y el sábado 16 por la mañana continué con la fiesta en el brunch de The Nook, que viendo las fotos ahora me doy cuenta de que aunque yo creía que estaba bien pero lo cierto es que se nota mi cara de cansancio.


http://thenook.es/
C/ San Miguel, 7
Zaragoza

   Menos mal que el brunch de The Nook me recuperó, primero me desperté con un café con sabor a chocolate y cogí las primeras energías con un vaso de zumo de naranja natural, seguí recuperándome con la macedonia de frutas, el yogur con muesli, los bagels, bocadillos y gofres y como broche final, una cerveza bien fresquita. Lo dicho, todo lo necesario para recuperarme de una semana de vacaciones en Roma.
   El brunch es algo relativamente reciente en Zaragoza y todavía nos cuesta un poco eso de ponernos a comer a las 12:00 pero desde mi punto de vista es una muy buena opción para esos días en los que la noche se alarga un poco y nos levantamos tarde, para cambiar de lo de siempre o simplemente para disfrutar de una buena mesa.
   En The Nook ya sabéis que, como os conté en este post, los productos proceden de países anglosajones, por lo que lo que nos presentan son recetas originales, no adaptadas a los productos que se encuentran aquí y ya está. Y como también sabéis, aquí podréis practicar vuestro inglés ya que los camareros son bilingües y, aunque hablemos regular, nos van a entender o al menos lo van a intentar ;-) porque son muy amables y tienen muchísima paciencia a la hora de explicar todo, tanto las características de las cervezas como los ingredientes de los platos (os lo dice una preguntona, gracias Paula).
   Así que si con el anterior post os quedastéis con dudas de ir o no a The Nook, espero que ya os hayáis decidido y vayáis a disfrutar tanto de su brunch como de cualquier otra de las delicias que podréis encontrar tanto en su carta de comidas como de cervezas (que también las tienen con sabor a chocolate).
   Y bueno, antes de despedirme os tengo que hacer mi recomendación, todo estaba buenísimo pero lo que más me gustó fue el gofre con bacon y sirope de arce, deliciosa la mezcla del dulce-salado.
   Un beso,
   Patricia
































Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...