Mis ojitos

   Lo primero que quiero decir es que este post no es patrocinado, lo escribo porque me apetece contaros el motivo por el que he estado un poco menos en las redes durante estas dos semana.
   Esta Navidad fui a realizarme una revisión al oftalmólogo y después de las explicaciones que me dio, nunca me habían hablado tan claro sobre mis problemas de visión, decidí hacerle caso y operme de la miopía, lo que no significa dejar de ser miope, tan solo ya no necesito gafas.


   Dos días antes de la operación me tuve que limpiar los ojos con unas toallitas estériles, algo que continúo haciendo, y un colirio para prevenir las posibles infecciones. Lo cierto es que la tarea no era muy difícil, además de que soy muy buena paciente y sigo las indicaciones al pie de la letra, quizás se deba a que tengo tanto miedo a que  me pase algo que hago todo lo que me dicen para no tener problemas.
   El día de la operación fui por la mañana a trabajar como cualquier día pero a medio día ya me marché a casa porque estaba comenzando a ponerme nerviosa y además tenía que estar pronto en la clínica. Para relajarme me dieron unas pastillas de esas diminutas, que son las peores porque hacen muchísimo efecto, pero en mi al principio el efecto no fue el esperado porque me dio por reír, después ya sí que me relajé y durante la operación no me reí nada de nada.
   En, aproximadamente, media hora terminó la operación y en un poquito más me enviaron a dormir a casa con unas cuantas condiciones: no tocarme los ojos, mantenerlos cerrados y dormir; para lo último sobretodo, y para todo lo demás,  me ayudó el tomarme otra pastillita y esta vez no me dio la risa, caí rendida en la cama al momento.
   Y después de la operación ha sido todo fantástico, el martes por la mañana ya veía perfectamente, tan solo tenía que seguir las indicaciones del oftalmólogo que son facílisimas, echarme dos tipos de colirios y continuar limpiándome con las toallitas. Y bueno, ir al cine, pasear y salir para así acostumbrarme a mi nueva visión.
   La verdad es que ahora que me he decidido es una operación que recomiendo a todos los que se la quieran y puedan hacer, porque no todos podemos someternos a esta intervención.
   Un beso,
   Patricia

Cuando hice esta foto me pareció muy artística, ahora veo que no lo es en absoluto, quizás era por el efecto que hizo en mí la pastilla tranquilizante. ¿De qué me reiría?


Así de contenta me levanté al día siguiente de la operación, la luz me deslumbraba bastante pero, por primera vez en mucho tiempo, no me puse las gafas antes de poner los pies en el suelo.



Y esta es mi cara el mismo día después de ir a la visita del oftalmólogo, al médico de cabecera, pasear... agotada pero aún así muy contenta (aunque no lo parezca).

Y de aquí en adelante, os dejo fotos de mis ojos para que veáis cómo fue avanzando el aspecto de mis ojos y párpados, menos rojos y menos hinchados.









Comentarios

  1. que bien explicado todo!!! me alegro que haya ido tan bien bonita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Susana. Ahora tengo que llevarlos de paseo para que disfruten de todas las cosas bonitas.
      Besos,
      Patricia

      Eliminar
  2. Me alegro mucho de que te fuera tan bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Cristina. Ha sido todo un acierto decidirme.
      Muchos besos,
      Patricia

      Eliminar
  3. Muy bien explicado! Y ahora a disfrutar de tus ojitos "nuevos"!! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste Rachel.
      Muchos besos,
      Patricia

      Eliminar
  4. Que maravilla Patricia, ahora a disfrutar!! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ello estoy, aunque todavía quiero hacer más cosas para disfrutarlos más.
      Un beso,
      Patricia

      Eliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribir comentarios, me encanta ver cada día las estadísticas y saber cuántos visitáis este blog, que cada día sois más, así que imaginad lo que ocurre cada vez que veo un comentario.
Si no veis vuestro comentario publicado inmediatamente es porque los filtro para evitar que aparezcan vuestros correos electrónicos y, por supuesto, los comentarios malintencionados; pero intentaré hacerlo lo más rápido que me sea posible.
Un beso,
Patricia