Mejor imposible

   Como os dije ayer voy a intentar escribir más a menudo, aunque no puedo prometar que lo vaya a hacer todos los días, porque yo no me dedico exclusivamente a esto, ya que tengo un trabajo que me absorve mucho tiempo y que algún día os contaré un poco más de ello.
   Anoche no salí, me duele un poco la garganta, y como es mi principal herramienta de trabajo, he de cuidarla mucho para no tener que coger la baja por afonía. No soy cantante, soy maestra, como ya os he dicho en otras ocasiones.
   Bueno, pues ayer aproveché a ver la tele hasta un poco más tarde de lo que hago habitualmente, en realidad un poco no, un muhco. Mi hora de irme a la cama suelen ser las 22:30 o 23:00 y anoche casi no recuerdo ni a qué hora me dormí porque era muy tarde. La suerte es que estuve en la cama viendo la película, así que no me dió pereza darme la hidratante y cepillarme los dientes porque ya lo había hecho.
   Mejor imposible, ese el título, ya se que es una película antigua, pero cada vez que la veo me gusta más y me veo bastante reflejada en algunas de las rarezas del protagonista. Y supongo que algunos de vosotros también, porque hay que reconocer que a nadie le gusta que le molesten mientras trabaja, o que os gusta tener las cosas en vuestro orden particular, a mí sí soy muy maniática con esto.
    Quizás en la película se exagera al personaje, pero si lo pensamos todos, absolutamente todos tenemos alguna manía o costumbre que el resto no llega a comprender y que para nosotros es prácticamente vivir si no la llevamos a cabo o la repetimos o la eviatamos, dependiendo de lo que sea.
   Así que a pesar de estar en casa un sábado por la noche, me lo pasé fenomenal anoche.
   Un beso

Comentarios

  1. tengo un perrito tan maniatico que podria ser hijo de este

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo muchas manías y rarezas, quizás por eso me guste me tanto esta película.
      Un beso,

      Eliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribir comentarios, me encanta ver cada día las estadísticas y saber cuántos visitáis este blog, que cada día sois más, así que imaginad lo que ocurre cada vez que veo un comentario.
Si no veis vuestro comentario publicado inmediatamente es porque los filtro para evitar que aparezcan vuestros correos electrónicos y, por supuesto, los comentarios malintencionados; pero intentaré hacerlo lo más rápido que me sea posible.
Un beso,
Patricia