I love you, green / Te quiero, verde

   Durante el verano, la prenda que más utilizo son los vestidos, me parecen tan cómodos en todos los sentidos...: con una sola prenda estoy vestida, es rápido de poner y no tengo que pensar con qué lo voy a combinar además, son muy fresquitos.


Vestido: Flamenco Chic
Zapatos: ?
Clutch: Ángel Schlesser
Gafas: Paco Rabanne
Pendientes y anillo: Mercadillo

   Ya sé que hace bastante calor y que un vestido de manga larga quizás no sea el más apropiado, pero creo que las frioleras como yo lo comprenderán perfectamente. Cuando entro en un local climatizado o si una noche refresca yo necesito una chaqueta fina para poder estar más o menos bien y por eso este vestido es uno de mis favoritos. Y también me sirve para protegerme del sol porque las que somos tan blanquitas necesitamos protegernos mucho la piel y que mejor forma que llevarla cubierta para que el sol no le de directamente.
   Como muchas de las prendas de mi armario, este vestido también tiene su pequeña historia, lo compré en el Mercado de las Tres Culturas que se celebra en Zaragoza todos los años. Lo vi el viernes por la noche y me gustó mucho pero no me decidí a comprarlo, así que el sábado por la mañana volví a dar una vuelta por el mercado y lo busqué hasta que lo encontré.
   Lo cierto es que me extrañó mucho ver un vestido de Flamenco Chic en un mercado de estas características pero al tratarse de un mercado en el que hay productos de "origen" cristiano, judío y árabe, este vestido de estilo caftán pertenece (más o menos) a una de ellas.
   Espero que os guste este look tanto como como a mi.
   Un beso,
   Patricia 


















Photos by Mercedes Laborda

Comentarios

  1. Es super bonito¡¡¡¡, me encanta. Creo que hiciste muy bien en volver a por él. Estás muy guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Gini por todo Gini, las vacaciones me están sentando muy bien.
      Un beso,
      Patricia

      Eliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribir comentarios, me encanta ver cada día las estadísticas y saber cuántos visitáis este blog, que cada día sois más, así que imaginad lo que ocurre cada vez que veo un comentario.
Si no veis vuestro comentario publicado inmediatamente es porque los filtro para evitar que aparezcan vuestros correos electrónicos y, por supuesto, los comentarios malintencionados; pero intentaré hacerlo lo más rápido que me sea posible.
Un beso,
Patricia