Un camino de rosas


   Me encantan las casas americanas; son tan grandes, preciosas y con unos jardines tan bien cuidados que, aunque prefiero la ciudad al campo, no me importaría en absoluto vivir en una de estas casa y disfrutarla tanto sola como celebrando fiestas en el jardín o en la cocina gigante unida al comedor que hay en todas ellas.
   Y si tuviese una de estas casa tendría un camino o una parte con rosales de rosas blancas, no sé por qué me lo imagino así porque, como os he dicho, me encanta la ciudad  no sé cuidar plantas, todas se mueren cuando están cerca de mi.
   Estas casas están en Nueva York, una ciudad llena de contrastes que me vuelven loca, tan pronto te encuentras rodeado de edificios altísimos como de otros de una altura normal para mi o casa como éstas, que aunque son enormes, son bajas comparándolas con el resto de su entorno.
   Gracias por vuestras visitas y comentarios.
   Un beso,
   Patricia







   Y para terminar nuevos productos de belleza, un protector solar de Júlia queme gustó muchísimo y un sérum que todavía no he utilizado y que lo añado a la lista de productos que tengo que utilizar antes de comprar nuevos productos.





Comentarios

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribir comentarios, me encanta ver cada día las estadísticas y saber cuántos visitáis este blog, que cada día sois más, así que imaginad lo que ocurre cada vez que veo un comentario.
Si no veis vuestro comentario publicado inmediatamente es porque los filtro para evitar que aparezcan vuestros correos electrónicos y, por supuesto, los comentarios malintencionados; pero intentaré hacerlo lo más rápido que me sea posible.
Un beso,
Patricia