Princesa / Princess


   Desde que con 4 años, aproximadamente, conocí el cuento "Los 365 vestidos de la Princesa Penélope", comencé a pensar en la moda y, entonces, yo también quería ser una princesa; llevar vestidos largos o al menos de tul, ese era uno de mis sueños. Ese sueño continúo cuando Madonna apareció con sus faldas de tul y los leggins debajo, era el nuevo uniforme de las princesas y a mí me volvía loca a pesar de que era demasiado niña para ir vestida así. Y finalmente llegó Carrie Bradshaw y ya me hizo obsesionarme con una falda de tul, ese sí que era un uniforme de princesa de verdad.
   Después de mucho tiempo buscando una falda de tul, conseguí encontrar una que me gustase, aunque le falta un poco de tul para que tenga el volumen que a mi me gustaría, al menos es muy suavecito y no pica; las princesas somos muy sensibles y necesitamos muchos cuidados y mimos, recordad a la princesa que notaba el guisante bajo los colchones...
   Lo bueno de hoy es que las princesas no necesitamos un castillo para ser felices, ni siquiera un príncipe azul, yo con una rana o un príncipe de color carne me conformaría. Pero lo que sí que necesitamos es, como la Princesa Penélope, ropa bonita que nos ayude a llevar mejor los largos días de trabajo porque, cuando estás a gusto contigo, todo funciona.
   Muchas gracias por vuestras visitas y comentarios.
   Un beso,
   Patricia 


Gafas: Paco Rabanne (old)
Bufanda y Bolso: ¿? (new)
Sudadera: Mercadillo (new)
Falda: Isabel Pocino (S/S 2016)
Panties: Calzedonia
Botines: Unisa (new)













Comentarios

  1. Me encantan las faldas de tul, pero nunca me he decidido a comprarme una. Como esta temporada se llevan tanto, igual me animo y me compro una de cara a las fiestas navideñas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estaba igual que tú y desde que tengo ésta la llevo muchísimo y en diferentes looks, desde los más lady hasta los más rockeros.
      Un beso,
      Patricia

      Eliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribir comentarios, me encanta ver cada día las estadísticas y saber cuántos visitáis este blog, que cada día sois más, así que imaginad lo que ocurre cada vez que veo un comentario.
Si no veis vuestro comentario publicado inmediatamente es porque los filtro para evitar que aparezcan vuestros correos electrónicos y, por supuesto, los comentarios malintencionados; pero intentaré hacerlo lo más rápido que me sea posible.
Un beso,
Patricia