Working girl

   Debo reconocerlo: busco en otros blogs, en Instagram, en Facebook, en Twitter, en Internet, en revistas (y en todos los sitios que es posible), inspiración para mis looks, sobre todo para los que utilizo para ir a trabajar. Y me sorprende muchísimo ver cómo van algunas personas al trabajo, supongo que sus trabajos serán mucho más relajados que el mío y por eso llevan faldas o pantalones tan cortos, o escotes infinitos, o prendas superajustadas que no dejan nada a la imaginación, o tacones altísimos... supongo que ninguna de estas personas trabajará con niños porque si no es totalmente incompatible.


Paraguas: Cacharel (old)
Jersey: Yhocos (old)
Capa: Zara (new)
Vestido: G-Star (old)
Bolso: Desigual (old)
Botas: Tolino (old)
Panties: Calzedonia

   Tampoco es que sea incompatible ir bien vestido con el trabajo en un colegio, pero hay que ser bastante más práctico a la hora de elegir la ropa y no tener demasiado cariño a lo que llevas puesto porque en cualquier momento puede haber una pequeña catástrofe con un bote de temperas que eche a perder todo lo que llevas puesto. Y tampoco hay que olvidarse de que hay que vigilar el patio, con el buen tiempo te puedes morir asfixiado pero con el frío puedes terminar completamente congelado, por lo que el abrigo es imprescindible, el que he elegido este año os lo enseñaré en otra ocasión.
   Así que este es uno de mis looks elegidos para ir a trabajar durante el invierno, no es nada del otro mundo y lo sé pero quería que viéseis que no siempre es todo tan bonito y nuevo, que las bloggers tenemos una cara B que no se ve pero que existe y que es la que llevamos a diario en nuestra vida laboral. ¡Ah! y además, este post lo he realizado con el poco maquillaje que llevo al trabajo y el cabello ondulado, como lo tengo cuando no me paso la plancha, para que veáis igual que lo hacen mis alumnos a diario.
   Muchas gracias por vuestras visitas y comentarios.
   Un beso,
   Patricia













Comentarios