Gianfranco Ferre

   Me gustan muchísimo los perfumes pero sobre todo lo que  me gusta es oler bien. Siempre he pensado que lo imprescindible es una ducha diaria y un buen desodorante pero también he de reconocer que un perfume ayuda muchísimo.
   Ayer por la tarde se me acercó una de mis alumnas y me dijo que se notaba que llevaba colonia porque olía muy bien. Supongo que es porque a ella, con seis añitos, ya comienzan a gustarle los cosméticos; casi todos los días traen a clase cacao o vaselina para darse en los labios por el frío. Incluso hay días que vienen con los labios pintados de rosa claro.
   Pues el perfume que tanto le gustó a mi alumna fue este este de Gianfranco Ferre. Es una de esas miniaturas de las que os he hablado en otros post, esa colección que hice y que he guardado durante mucho tiempo hasta que comencé a gastarlas.
   Es un perfume intenso, de los que yo llamo de invierno, tiene un toque de madera que me gusta mucho en esta época del año porque me dan sensación de calidez y me recuerdan al calor de hogar, aunque en mi casa no tenemos chimenea.
   He buscado este perfume por Internet pero no lo he encontrado así que creo que quizás hasta esté descatalogado. ¿He cometido un crimen al utilizarlo?
   Un beso,

Comentarios