Lección de feminidad

   Los domingos son mi día, un día en el que me dedico a cuidarme y a hacer cosas que durante el resto de la semana no puedo hacer porque no tengo el tiempo suficiente para poder realizarlas. Así que los domingos son el momento ideal para además de ordenar los armarios dedicarle un tiempo a mi piel.
   Todos los días me lavo la cara con agua y jabón pero el domingo además me exfolio la piel y utilizo flash y sérum y otras cosas más que voy descubriendo en las perfumerías, esos lugares tan maravillosos a los que tanto me gusta ir. Para mí son como las tiendas de golosinas para los niños.
   El jabón de que os voy a hablar hoy supongo que lo conoceréis todos ya que es uno de los más famosos del mundo junto con los otros dos pasos, una gran pista. Yo sólo tengo uno de estos productos pero me ha gustado tanto que creo que me voy a comprar los otros dos.
   Como os podéis imaginar se trata del jabón para cara de Clinique, que me regalaron en una de esas compras que hice en una perfumería o tiendas de golosinas para mí. Me ha gustado muchísimo ya que limpia la piel maravillosamente y deja una piel increíblemente luminosa.
   Pocas veces os recomendado que compréis un producto de una marca en concreto porque creo que cada uno debemos encontrar nuestros productos ideales pero en esta ocasión voy a hacer una excepción ya que creo que merece muchísimo la pena.
   Un beso,

Comentarios

  1. Yo los fines de semana los dedico a visitar enfermos ,amigos y...descansar.Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribir comentarios, me encanta ver cada día las estadísticas y saber cuántos visitáis este blog, que cada día sois más, así que imaginad lo que ocurre cada vez que veo un comentario.
Si no veis vuestro comentario publicado inmediatamente es porque los filtro para evitar que aparezcan vuestros correos electrónicos y, por supuesto, los comentarios malintencionados; pero intentaré hacerlo lo más rápido que me sea posible.
Un beso,
Patricia