Labores de aguja

   En otras ocasiones os he comentado que me gusta mucho hacer punto de cruz, es algo que he hecho desde pequeña, aunque unas temporadas más y otras menos. Ahora, por ejemplo, llevo una temporada bastante larga sin hacer ninguna labor, algo que espero solucionar dentro de poco.
   Mucha gente cuando ve que tienes en casa un cuadro, un cojín o cualquier otra cosa hecha por tí siempre dicen: "Me podías regalar uno a mí". Pero esa misma gente no suele valorar lo que realmente cuesta hacer esas labores, ya no sólo por el tiempo que se debe invertir, también por el dinero que cuesta. La tela no es barata, pero los hilos son carísimos; lo mismo ocurre con las pinturas, el fieltro o la goma eva.
   Os digo esto porque cuando alguien os regale algo que ha hecho él o ella, lo agradezcáis de verdad, no lo dejéis guardado en el armario, debéis usarlo o colocarlo en un sitio donde la persona que os lo ha regalado lo vea siempre que os visite; porque aunque os lo ha regalado porque ha querido vosotros debéis agradecerle la inversión, principalmente de su tiempo libre, que ha hecho en tu regalo.
   Hoy os enseño un cuadro que hice cuando era adolescente, los colores de las mariposas no eran los que puse, pero por lo que os comentaba de ahorrar un poco, utilicé restos de colores que tenía en casa. Que aparecía un rosa, pues yo utilicé uno que tenía; que el verde era pistacho y yo no tenía, pues utilicé verde botella...
   Un beso,



Comentarios