Revelde con causa

   Últimamente he decidido cambiar un poco el color de mi cabello; siempre he sido castaña pero no se el motivo por el que mis cejas han cambiado su color y se han aclarado, eso unido a que mi piel ahora también es más clara y que he comenzado a tener bastantes canas me ha llevado a teñirme el cabello. He decidido ser pelirroja siguiendo a mis cejas, ellas se han vuelto de ese color y por lo tanto, para que no haya demasiado contraste, la peluquera ha intentado encontrar un color similar y lo ha conseguido.
   Para cuidar mi cabello después de teñirlo y hacer que el color también dure más, compré un champú y un acondicionador de la misma marca que el tinte que me aplicó mi peluquera Elumen de Goldwell.
   Llevo ya bastante utilizando estos dos productos y lo cierto es que me está gustando muchísimo ya que mantiene el color de mi cabello y prácticamente con el mismo brillo desde la aplicación hasta que vuelvo a la peluquería de nuevo. También lo deja muy suave y con un olor que me encanta por lo que si tenéis la ocasión de utilizarlo lo hagáis además de que os tiñan el cabello con estos tintes porque son fantásticos, tienen unos colores muy luminosos y algunos demasiado atrevidos para mí pero duraderos y que no estropean el cabello.
   En cuanto al precio ya sabéis que depende un poco de la peluquería a la que vayáis pero a mí me ha costado unos 70€ el tinte, corte y secado; y en cuanto al champú y la crema rondan los 20€ cada uno pero duran muchísimo porque con poco producto es suficiente.
   Un beso,


Comentarios