Vuelta a las raices

  Todas las primaveras en Zaragoza volvemos a la Edad Media y se celebra el Mercado de las Tres Culturas, recordando ese momento en el que, más o menos de una forma pacífica; convivían Cristianos, Judíos y Árabes.
   
El Puente de Piedra en primer plano, la Lonja y la Catedral-Basílica de Nuestra Señora del Pilar.

   Este Mercado se desarrolla en la zona más antigua de la ciudad, en el Casco Antiguo que hay a ambos lados del río Ebro, ya que en la otra orilla también vivía gente y también forma parte de nuestra historia aunque he de reconocer que para mí el río es como una frontera que me cuesta bastante cruzar.
   De hecho, para hacer las mejores fotos de la Basílica del Pilar tuve que cruzar el Ebro y justo en ese momento comencé a pensar que quizás no esté tan mal volver a pasar e incluso plantearme vivir en el otro lado...
   Lo malo de vivir al otro lado del río es tener que cruzar los puentes en los días de cierzo, ese viento tan... FUERTE que sopla unos 340 días al año y que en invierno es matador; los otros 25 días son de calor de verdad. La gente dice que si te adaptas a vivir aquí puedes ir a cualquier parte del mundo, no se si será cierto pero la verdad es que aquí los cambios de temperatura son muy bruscos.
   Bueno, parece que no me guste mi ciudad por lo que estoy diciendo del clima, pero es todo lo contrario, me encanta, ya lo sabéis, porque gracias al cierzo tenemos unos cielos preciosos y muy limpios, sin mucha contaminación.
   Me estoy dando cuenta de que os estoy hablando de todo menos de lo que tengo que hablar, que es el Mercado de las Tres Culturas. En el podemos encontrar todo tipo de productos pero casi todos hechos de forma artesanal: ropa, alimentos, complementos... Además, decoran las calles con banderas y los puestos están adaptados a la época que se representa, es decir, hay jaimas, casetas y toldos. Y algo que me gusta mucho son los aromas a especias, te, dulces o quesos.
   Un beso,

   El Puente de Piedra, el Ayuntamiento, Palacio Episcopal, Museo Diocesano y detrás Torre de la Seo (Catedral del Salvador).
 Puente de Piedra con los leones custodiándolo a la entrada y salida y el Pilar al fondo.
 El Pilar y el Club Náutico.
 Puente de Piedra con el Palacio Episcopal y la Seo al fondo.
 El Pilar, la Lonja y el Club Náutico.
 El río Ebro y el Puente de Santiago.
 Arco del Deán que une la casa del Deán con la Catedral del Salvador (La Seo).
 Arco del Deán.
 Plaza de San Bruno, La Seo, el Museo Diocesano y al fondo la Lonja y el Pilar.
 Catedral del Salvador (La Seo).
 El Pilar.
 La Seo (Catedral del Salvador).





Comentarios