Mirinda


   Ya sabéis que aunque soy fiel a muchos productos, también me gusta probar otros nuevos siguiendo las indicaciones y recomendaciones de personas que conozco o de otras bloggers.
   Estos jabones de Olivia Soaps los había visto tantísimo por las redes y todo el mundo hablaba tan bien de ellos que, cuando por fin los vi en Le Marais en Zaragoza, lo compré. En la tienda olían fenomenal y me encantó, casi no sabía qué olor elegir y me decidí por este de Mirinda porque me hizo mucha gracia recordar la naranjada que bebía de pequeña.
   Pero, a veces, nos llevamos decepciones en la vida y éso es lo que me ha pasado con esta pastilla de jabón; en el momento en que quité el papel perdió casi todo su aroma y pasó algo que no me gusta nada y el motivo por el que no me gustan todos los jabones naturales, y es que comenzó a oler desagradable. Ya sé que son mucho mejores los jabones naturales, pero el olor a mí me parece muy importante y notaba que mis manos quedaban con un olor que no me agradaba en absoluto.
   Quizás dé una nueva oportunidad a estos jabones para comprobar si fue problema de una pastilla o si es algo habitual en esta marca.
   Gracias por vuestras visitas y comentarios.
   Un beso,
   Patricia







Comentarios

  1. Yo suelo utilizar con frecuencia jabones naturales, pero esta marca nunca la he probado, y con tu experiencia puede que no la pruebe.
    Normalmente los compro en el mercado medieval y similares y en Enjabonarte.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba porque nunca se sabe, quizás fue un problema de esta pastilla en concreto o este aroma.
      Un beso,
      Patricia

      Eliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribir comentarios, me encanta ver cada día las estadísticas y saber cuántos visitáis este blog, que cada día sois más, así que imaginad lo que ocurre cada vez que veo un comentario.
Si no veis vuestro comentario publicado inmediatamente es porque los filtro para evitar que aparezcan vuestros correos electrónicos y, por supuesto, los comentarios malintencionados; pero intentaré hacerlo lo más rápido que me sea posible.
Un beso,
Patricia