Autobús amarillo


   Como la mayoría de vosotros sabéis soy maestra y cuando viajo, sin buscarlo, siempre encuentro lugares relacionados con mi trabajo. En Nueva York, sin ninguna duda, los autobuses amarillos son uno de los "símbolos" más representativos de la escuela.
   Me gusta mucho que los autobuses de los niños sean diferentes de los demás porque creo que ayuda a distinguirlos cuando circulamos y, quizás de ese modo, tengamos más cuidado. Y ya que hablo de ésto, me voy a meter en un tema que me tiene bastante preocupada, la velocidad de los autobuses escolares.
   Todas las mañanas coincido con varios autobuses que llevan a los niños desde la localidad en la que vivo al instituto en el que estudian que está en otra localidad a unos 6 km de distancia, la velocidad máxima permitida en esta carretera es 90 km por hora somos muy pocos los que respetamos esta velocidad pero los que más me preocupan son los autobuses escolares ya que la superan con creces muchos días.
   Gracias por leer este post y espero que os guste.
   Un beso,
   Patricia





Comentarios