Donna Trussardi

   Continúo con mi ataque a los pequeños botecitos de perfumes que un día coleccioné y que otro día, no hace mucho, decidí que era el momento de utilizar y disfrutar de ellos.
   En este caso y como ya os podéis imaginar por el título de esta entrada, le ha tocado al perfume Donna de Trussardi. Y justo buscando en Internet para completar este post me he enterado de que hace 100 años que apareció esta marca.
   Como en todas la ocasiones anteriores os comentaré qué me parece este perfume desde mi punto de vista, es decir, la estación del año en la que lo utilizaría y alguna cosita más. Así que allá voy. Para mí es un perfume de invierno, ya que me parece intenso y por lo tanto en verano no sería capaz de llevarlo. Lo que no implica que no me guste, todo lo contrario, pero este aroma me recuerda a las tardes de frío en casa viendo películas y si tenéis la suerte de tener un fuego todavía mejor. Para el verano considero que con el calor podría llegar a cansarme muy pronto de él.
   Pero he buscado también esos matices que tan bien saben desfrizar los perfumistas y que espero con sus indicaciones poder llegar a descubrir yo poco a poco. Está compuesto de mandarina, jacinto, jengibre, cilantro, flores de ylang-ylang, rosa, nardo, clavel, pachulí, madera de cedro, lándano y benjuí.
   También he encontrado el nombre del perfumista que lo diseñó y fue Jean Guichard en el año 1994. Afortunadamente continúa siendo un perfume actual aún habiéndose convertido en todo un clásico.
   Un beso

Comentarios