Amorino

   Una de las frases que más suelo decir es la que me ha venido a la cabeza justo antes de comenzar a escribir este post: "lo prometido es deuda"; aunque en realidad no se si es la más adecuada porque en realidad no os hice ninguna promesa con respecto a lo que hoy publico. Es más bien una promesa o un reto, o una tontería en realidad, que me apetecía hacer.
   Estoy enganchada a otros blogs, a Instagram y a Twitter y en todas estos lugares veo una imagen que repite, una mano sujetando un vaso, y por fin me he hecho una foto así.


   No es la típica foto con el vaso de Starbucks con un café caliente, cuando la hice hacía muy buen tiempo y lo que tomaba era granizado de naranja de Amorino un lugar que me encanta y que también se puede encontrar en multitud de ciudades, en esta ocasión estaba en Bilbao pero en Zaragoza también tenemos.
   Como hizo tan buen tiempo aproveché a merendar en la calle, en un banco frente al Guggenheim, una deliciosa tartaleta de chocolate y el granizado de naranja, una combinación de sabores que me vuelve loca.
   Un beso,





Comentarios