Energía

   Soy muy rara para los olores, noto al instante tanto los buenos como los malos (excepto cuando estoy resfriada ;) claro), bueno más de buenos o malos olores debería hablar de agradables o desagradables.
   Los que tengáis vestidor quizás no tengáis este problema, pero los que todavía no lo tenemos solemos guardar la ropa que no es de temporada en cómodas o en la planta baja de la casa (en mi caso) e incluso en los trasteros aquellos que viven en pisos pequeños. ¿Y qué sucede? pues que la ropa coge un poco de olor a humedad como mínimo pero afortunadamente ahora hay productos que nos ayudan a mitigar estos olores que no nos agradan.


   Este verano compré en Enjabonarte Zaragoza (calle San Miguel) unos jabones aromáticos que utilizo en el armario y la cómoda, no manchan la ropa y tampoco se derriten, con olor a naranja y canela que me encantan. Cuando abro alguno de los cajones de la cómoda se llena toda la habitación de ese aroma que tanto me gusta.
   Un beso,




Comentarios