Apuntes de geometría

   Tengo muchísimas cosas para enseñaros, pero no me da tiempo y todo gracias a la conexión a Internet. Cuando estoy en mi casa puedo colgar todos los artículos que quiero y contaros de este modo todo lo que se me ocurre, utilizo o compro. Pero cuando estoy en la casa del pueblo en el que trabajo me paso el día peleándome con el pobre ordenador ya que la conexión allí es malísima, sólo funciona bien los días de tranquilos de sol porque si llueve o hace viento no hay forma de conectarse.
   Os cuento esto porque lo que os voy a enseñar hoy como recién comprado, en realidad lo compré hace ya más de un mes, incluso lo he estrenado aunque no os haya enseñado cómo lo he llevado. Me queda ya sólo un mes para volver a casa y poder escribir prácticamente todos los días y de ese modo ponerme al día en mi retraso.
   Durante las vacaciones de Semana Santa, en las que hacía muy buen tiempo comparado con lo que tenemos ahora, me compré estas dos prendas para ir a la Comunión de dos de mis cuatro sobrinos, algo sencillo que me va a servir para el verano, si es que este año llega.
   Después de dar unas cuantas vueltas y probarme varios looks me decidí por esta falda en blanco con estampado en oro y la camiseta verde botella con la parte superior de gasa, cómo podéis ver las dos prendas son de H&M. Os lo mostraré más adelante como debe ser, es decir, como lo llevé el día de la ceremonia.
   Un beso,
 

Comentarios

  1. Deverian poner internet tal cual nos prometen,a veces nos sentimos engañados por no decir estafados.Esto es muy bonito,saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribir comentarios, me encanta ver cada día las estadísticas y saber cuántos visitáis este blog, que cada día sois más, así que imaginad lo que ocurre cada vez que veo un comentario.
Si no veis vuestro comentario publicado inmediatamente es porque los filtro para evitar que aparezcan vuestros correos electrónicos y, por supuesto, los comentarios malintencionados; pero intentaré hacerlo lo más rápido que me sea posible.
Un beso,
Patricia