Sexo en Nueva York

   Hace 15 años, en un mes de junio que espero fuese más cálido que éste que estamos sufriendo, se emitió el primer capítulo de la serie que más me ha enganchado hasta ahora. Me encanta el argumento, los personajes y como no, los estilismos de sus cuatro protagonistas.
   En Estados Unidos se llamó Sex and the city y aquí se tradujo como Sexo en Nueva York, pero al fin y al cabo es la misma serie que nos encandiló a muchas durante muchísimo tiempo.
   Hablando con mis amigas o compañeros de trabajo, siempre hay alguien que dice que es no es muy real; lógicamente, en las series siempre se exagera algo, pero si lo pensamos un poco, todos conocemos a alguien a quién le ha pasado alguna de las cosas que les pasa a estas cuatro chicas. Por supuesto que todo lo que ocurre en la serie es difícil que le suceda a tan sólo cuatro personas, pero entre diez creo que completamos la serie casi en su totalidad.
   Carrie, Charlotte, Samantha y Miranda son fantásticas, la envidia de casi todos ya que no sólo son guapas y van vestidas de una forma sensacional, además tienen algo que últimamente es muy necesario, buenos trabajos en los que ganan el dinero suficiente para poder ser independientes.
   Mirad el precioso cofre de la serie, me gusta tanto o más que lo que contiene. Cada cajón es una temporada y como veis son de diferentes colores y cuando lo cubro se ve la fotografía de Carrie.
   Un beso,













Comentarios

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribir comentarios, me encanta ver cada día las estadísticas y saber cuántos visitáis este blog, que cada día sois más, así que imaginad lo que ocurre cada vez que veo un comentario.
Si no veis vuestro comentario publicado inmediatamente es porque los filtro para evitar que aparezcan vuestros correos electrónicos y, por supuesto, los comentarios malintencionados; pero intentaré hacerlo lo más rápido que me sea posible.
Un beso,
Patricia