Capeando el temporal

   Ha comenzado el otoño aunque parece que no quiere llegar completamente. Por las mañanas hace frío pero las tardes son calurosas, casi 25º C, lo malo es que dentro de casa se está fresquito y hay que encender la calefacción al finalizar el día.
   Hoy os voy a hablar de un producto que he intentado utilizar esta mañana pero que no ha sido posible ya que el calentador no se ha querido poner en marcha, espero que llegue el fontanero pronto y lo solucione porque un día sin ducharme puedo llevarlo pero dos... serán los demás los que no lo puedan soportar.
   Aún así os hablo sobre ello porque aunque hoy no lo haya podido utilizar sí que lo haré, espero, esta misma tarde. Se trata de una crema hidratante corporal que me ofrecieron en la caja a la salida del supermercado y accedí a comprarla.
   En realidad, cuando la compré no necesitaba crema hidratante para el cuerpo pero aún así el precio era tan bueno que no pude dejarlo escapar. La crema hidratante de la que os hablo es nutritiva con aceite de argán y la compré como casi todos los últimos productos de belleza de los que os he hablado en Mercadona, aunque últimamente no voy tanto por allí.
   Pero os voy a hablar de la crema que me lío con otras cosas, es un producto muy hidratante y lo mejor de todo es que se extiende muy fácilmente ya que no es nada untosa, creo que es ideal para el otoño ya que en esta estación la piel tiende a secarse mucho.
   Un beso,
   ©  Patricia


Comentarios