Brotes de clase y estilo

   El calendario nos dice que ya es otoño y se nota pero aún así todavía no me apetece mucho ponerme ropa de abrigo y sigo apurando la de verano a pesar de que por la mañana y al atardecer pase un poco de frío.

   La raya diplomática siempre se ha considerado muy elegante pero a mí, la verdad, es que eso no me anima para comprar o no una prenda. Aunque cuando compré este pantalón sí que me atrajo pero porque la raya es diferente, naranja.
   Además, este pantalón era largo pero el bajo se había estropeado de tanto llevarlo, después de unos 10 años aproximadamente es algo normal, pero el resto está perfecto así que le pedí a mi madre que lo cortara para ver qué tal quedaba y como quedó bien lo he estado llevando durante todo el verano.
   Yo casi no se coser pero me he propuesto aprender para poder hacer al menos cosas como ésta, muy fáciles y que renueven mi armario sin nuevas prendas.
   Un beso,









Pantalón corto: Cortefiel (antiguo)
Blusa verde con lentejuelas: tienda local (antigua)
Sandalias: I's London en Sanse (antiguas)

Comentarios