Espíritu festivo

   Aunque la tienda Tiger lleva ya bastante tiempo abierta en Zaragoza, todavía no la había visitado, hasta hace unos días que me decidí por fin después de los comentarios que había oído.
   

   Lo cierto es que por lo que había escuchado esperaba más de lo que encontré, no está mal pero al final no deja de ser un todo a cien con algunas cositas monas. Compré algunas cosas que necesitaba y algún capricho pero pensaba que era algo diferente y de mejor calidad.
   Aún así compré pegatinas para los bingos de palabras que hago con mis alumnos, pañuelos de papel bonitos y un portalapiceros.
   Un beso,










Comentarios

  1. Me encanta esta tienda, cada vez que paso por su puerta me es imposible resistirme a pasar, y lo peor es que una vez dentro es aún más difícil salir sin comprar algo.

    Un saludo. Ciao.
    Placeres a Bocados

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribir comentarios, me encanta ver cada día las estadísticas y saber cuántos visitáis este blog, que cada día sois más, así que imaginad lo que ocurre cada vez que veo un comentario.
Si no veis vuestro comentario publicado inmediatamente es porque los filtro para evitar que aparezcan vuestros correos electrónicos y, por supuesto, los comentarios malintencionados; pero intentaré hacerlo lo más rápido que me sea posible.
Un beso,
Patricia