Una espiga dorada por el sol

   Ya en muchas ocasiones os he comentado que tengo la piel muy clara y sensible además de que me salen muchas manchas en el rostro por el sol. Bueno, en realidad son manchas hormonales provocadas por el sol (eso me explicaron).
   Pues bien, este problema casi se ha solucionado gracias una crema que me recomendaron en la farmacia. Gracias a esta crema no sólo no han aparecido nuevas manchas en mi rostro, sino que las que ya tenía casi han desaparecido. Un milagro.


   He de confesaros que compré esta crema de Protextrem por pura casualidad; en la farmacia había promoción de cremas protectoras solares y compré una para el cuerpo, me dieron un bote lleno de pajitas y en la que elegí había un descuento del 50% y aproveché para comprar esta protectora para el rostro.
   Suerte que la compré y probablemente la volveré a comprar, aunque primero he de terminar otras que tengo empezadas, porque me ha gustado muchísimo. Es muy fácil de extender sobre la piel del rostro, no es nada untosa y además protege.
   Un beso,



Comentarios