Dolce Vita

   Las fotos de hoy no son de las mejores que he hecho en mi vida pero a veces el móvil, la iluminación y la poca pericia, no ayudan en absoluto a que las imágenes sean las mejores pero estoy poniendo remedio a ésto y espero que lo notéis dentro de poco.
   Siempre que veía en la televisión las tartas o bizcochos de zanahoria me entraba una curiosidad enorme e incluso me planteaba preparar una, pero y si no me gustaba... no me gusta tirar la comida, así que nunca la he hecho pero sí que la he probado.


   Un día, cuando salimos del dentista, pasamos por la puerta de Dolce Vita y entramos a merendar, porque después de un disgusto como los que dan los dentistas, se necesita algo bueno para compensar. 
   Era un día frío y por eso pedimos café y leche con Cola Cao, solo tomo el café con hielo y ese día no apetecía, y dos trozos de tarta de zanahoria. Es tan dulce y jugosa que me encantó y estoy deseando volver a tomarla.
   Un beso,








Comentarios