Pureza natural / Natural purity

   Después de unos días de excesos tanto en la comida y la bebida como en la ropa, ha llegado el momento de volver a la normalidad en todos los sentidos a partir de mañana, que hoy todavía es momento de disfrutar.


Paraguas: Cacharel
Chaqueta: Tienda local
Vestido: G-Star
Botas: Tolino
Medias: Calcedonia
Broche: Tienda local
Pendientes: Tienda local
Anillo: Tienda local
Gafas: Visionlab

   Después de estos días que han estado llenos de todo y bastante bueno, tenemos que volver a lo de siempre, a la tranquilidad y a la normalidad porque ya lo necesitamos. ¿No os parece? Y ese es lo que ha motivado este look que os muestro hoy, la búsqueda de la normalidad y de la comodidad.
   Así es como suelo ir a trabajar: vestido, medias gruesas, botas altas y jerseys o chaquetas abrigados para no pasar frío mientras vigilo los recreos, poder moverme sin problema entre las mesas e incluso sentarme en sillas diminutas sin preocuparme por nada más que contar cuentos. Ropa cómoda y abrigada para estar entre niños.
   Os voy a contar la anécdota de estas fotos, ya sabéis que todas mis sesiones tienen su momento "estrella", el día que decidí salir a hacerlas tuvo que llover, después de mucho tiempo sin caer una gota justo se anima cuando me decido a salir. Pero siempre tiene su lado bueno, así he publicado un post con paraguas que de otro modo, quizás no lo hubiese hecho nunca.
   Un beso,
   Patricia










Comentarios

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias Benilde, ya nos vienen demasiadas cosas malas como para buscarlas nosotros. Así que dentro de lo malo, intento buscar lo bueno, que casi todo lo tiene.
      Muchos besos,
      Patricia

      Eliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribir comentarios, me encanta ver cada día las estadísticas y saber cuántos visitáis este blog, que cada día sois más, así que imaginad lo que ocurre cada vez que veo un comentario.
Si no veis vuestro comentario publicado inmediatamente es porque los filtro para evitar que aparezcan vuestros correos electrónicos y, por supuesto, los comentarios malintencionados; pero intentaré hacerlo lo más rápido que me sea posible.
Un beso,
Patricia