Palazzo Barberini, Roma

   Después de unos días de descanso en el blog vuelvo con un nuevo post, espero que comprendáis que durante las fiestas de mi pueblo no haya publicado, y es que hay momentos en los que no presto mucha atención a las redes así que mejor no publicar que no haceros caso.
   Hoy volvemos de vacaciones a Roma (si te lo perdiste aquí y aquí puedes verlo), vamos a visitar un palacio muy relacionado con España. El Palazzo Barberini está situado en la Via delle Quattro Fontane, justo enfrente del hotel en el que me alojé durante mis vacaciones, así que cada vez que abría la ventana me queda embobada disfrutando de las vistas.


Vistas desde la habitación del hotel Quattro Fontane

   El Palazzo Barberini es un edificio barroco que en la actualidad se ha convertido en museo, en concreto es la Galería Nacional de Arte Antiguo. Lo mandó construir el Papa Urbano VIII (Maffeo Barberini), las obras de construcción comenzaron en 1625 por el arquitecto Carlo Maderno; tan solo dos años después de ser nombrado Papa; y fueron finalizadas en 1633 por Bernini, aunque también participó con ambos Borromini.
   Como os he comentado antes, este palacio tiene una pequeña relación con España y es que el rey Carlos IV fijó en él su residencia durante el exilio. Este edificio también ha albergado organismos militares, de hecho, el día que lo visité había muchos militares con traje de gala, como si se tratase de una entrega de despachos o algo similar.
   El Estado Italiano compró este edificio en 1949 para albergar la la Galleria Nazionale D'Arte Antica y está compuesta por varias colecciones de privadas de familias nobles como Corsini, Torlonia, Odescalchi, Hertz, Chigi, Sciara... He de reconocer que no entré porque tuve un problema, había que dejar los bolsos en unas taquillas, no llevábamos monedas de euro y tampoco en la caja tenían para cambiarnos, por lo que después de haber sacado la entrada pedimos que nos devolvieran el dinero después de una pequeña discusión en italiano, español e inglés (nos entendimos rápidamente en el momento en que nombré a la policía). Por lo que he leído creo que la exposición realmente merecía la pena, pero tampoco hubiésemos podido disfrutar de todas las obras porque casi todas las salas estaban cerradas :-(
   Aún así os recomiendo visitar el Palazzo Barberini aunque tan solo sea por el exterior, es precioso y los jardines traseros son maravillosos, son el lugar perfecto para descansar solos en el centro de Roma, algo que parece casi imposible.
   Un beso,
   Patricia 
   



Abejas del escudo de armas de la familia Barberini que se pueden encontrar no solo en el palacio, también en otros edificios de la ciudad















Caseta de guardia


Arte egipcio en todos los rincones de Roma




Y otra de las cosas que podemos encontrar en Roma son los gatos, están en todos los edificios importantes







Comentarios

  1. Impresionante¡¡¡¡, precioso. Menudas vistas tenias desde la habitación...todo un lujo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo mejor de todo es que es un hotel económico, no tiene grandes lujos en las habitaciones ni en el desayuno, pero el solo hecho de estar en el centro de Roma ya es un lujo.
      Un beso,
      Patricia

      Eliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribir comentarios, me encanta ver cada día las estadísticas y saber cuántos visitáis este blog, que cada día sois más, así que imaginad lo que ocurre cada vez que veo un comentario.
Si no veis vuestro comentario publicado inmediatamente es porque los filtro para evitar que aparezcan vuestros correos electrónicos y, por supuesto, los comentarios malintencionados; pero intentaré hacerlo lo más rápido que me sea posible.
Un beso,
Patricia