Longaniza de Pascua

   Estos días de Navidad hemos comido muchos caprichos pero también hemos comido cosas normales pero un poco diferentes a como lo hacemos normalmente. Lo que os muestro hoy no es una receta, más bien es una idea para preparar algo tan normal como es la longaniza pero de un modo un poco diferente.
   El verano pasado una vecina nos regaló mermelada de higo y de pimiento verde, primero acometimos a la de higo y cuando se terminó atacamos a la de pimiento verde, además mi madre suele hacer mermelada de tomate todos los veranos y es año nos regalaron una rodaja de paté con un botecito de mermelada de cereza negra.
   Nos encanta la Longaniza de Pascua, es una muy fina pero tierna, con un sabor delicioso. Para estos días decidimos prepararla de un modo diferente ya que habitualmente solemos comerla con pan y ya. Lo que hicimos fue tostar pan y en cada trocito pusimos una cucharadita de mermelada diferente; pimiento verde, tomate y cereza para comerlo con la longaniza y estaba buenísimo.
   Lo hicimos sin pensar, con cosas que había por la nevera, pero hay veces que estas cosas son las que más éxito tienen en la mesa, de modo que otra ocasión especial volveremos a prepararlo porque es muy barato y rápido de preparar.
   Un beso,


Comentarios