Huesos de Santo

   Esta semana la estoy dedicando a Halloween, una fecha que me gusta mucho celebrar, quizás sea porque está muy cerca del día de mi cumpleaños.
   Dentro de todo lo que me gusta de Halloween, lo que destaca son los dulces pero no sólo las gominolas y las chocolatinas que son muy modernos, a mi me gustan los dulces de toda la vida y en especial los huesos de Santo.
   Se llaman huesos de Santo porque tratan de imitar a los huesos humanos, un poco morboso pero delicioso, están hechos de una masa de almendra parecida a la del mazapán y rellenos de yema cubiertos con azúcar. Lo dicho, deliciosos.


  No os pongo la receta de este postre porque no los he hecho nunca, si algún día me decido ya sabéis que la publicaré.
   Un beso,

Comentarios