La calidez de un verano sofisticado

   Ya se que el calendario dice que estamos en otoño pero afortunadamente el clima no quiere cambiar todavía y nos está regalando unos cuantos días buenos de más. Por las mañanas hace bastante fresquito, incluso algunos días llueve pero a partir de las 11 todo cambia, comienza a salir del sol de detrás de las nubes y vuelve a hacer calor hasta el atardecer.
   Precisamente por esto es por lo que me resisto a guardar toda la ropa de verano y estoy apurando hasta que ya no pueda más de puro frío que pase.

   De momento sigo llevando los vestidos de verano con chaquetas más abrigaditas, aunque estas fotos son de agosto y no llevaba chaqueta. Lo cierto es que no se cuando haré el cambio de armario porque no me apetece nada de nada, además, en Zaragoza el verano no termina hasta que no pasa el Pilar.
   Un beso,













Vestido: Mango (antiguo)
Collar: Bimba y Lola (antiguo)
Bolso: Guess? (primavera-verano 2014)
Sandalias: I´s London en Sanse (antiguas)

Comentarios