Mona de Pascua

   Todos los años es la misma aventura, me recorro toda Zaragoza para encontrar una mona de Pascua diferente para mi ahijada, los demás sobrinos y algún niño más. El año pasado traje 6 a casa, 5 para repartir y una para mí, que también me la merezco.


   Otros años han sido casitas, Hello Kitty, huevos grandes, tambores... pero el año pasado fue medio huevo de chocolate lleno de huevitos y animalitos. Daba mucha pena comerlo por lo bonito que era pero cayó, no se iban a quedar ahí de muestra.
    La verdad es que el año pasado me despisté un poco y casi no encuentro una mona de Pascua pero siempre hay un sitio en el que si no encuentras monas, al menos puedes encontrar muchas clases de bombones y solucionarte el problema.
   Ese sitio es Jeff de Bruges, una tienda especializada en chocolates y bombones en la que, si sois chocolateros como yo, disfrutaréis más que en una fiesta de las grandes (de esas de las que te acuerdas siempre que te juntas con tus amigos).
   Un beso,









Comentarios