Primark

   Mantengo una relación de amor-odio con Primark, ya que hay ocasiones en las que voy y no encuentro nada que me gusta y, sin embargo otras, compraría toda la tienda y eso es lo que me pasó la última vez que fui.


   Aproveché las vacaciones de Semana Santa para darme una vuelta por Puerto Venecia, una mañana entre semana para ir tranquilamente sin aglomeraciones y poder ver bien todo, con calma y sin empujones. Y esa fue mi ruina, porque pude ver todo muy bien y compré bastante.
   Lo bueno que tiene Primark es que la ropa no es muy cara, por lo que aunque compré bastante no gasté mucho dinero. Algo también malo para mí porque esto me animará a volver a ir más veces a ver si encuentro algo que me guste. Un bucle, me he metido en un bucle.
   Yo en realidad solo buscaba un pantalón agujereado y como no lo encontré compré 5 camisetas, la del gato-unicornio la vi en el Instagram de Yolita Presumida y me enamoré de ella, y una minifalda con la que no me puedo sentar porque es demasiado corta (a la vejez...).
   Un beso,








Comentarios

  1. Aunque la verdad es que no voy mucho a Primark, cuando voy me pasa lo mismo; hay veces que no encuentro nada y otras volvería a casa cargada.
    Las camisetas grises me encantan!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Ya prepararé unos looks para que se vean mejor.
      Besitos,
      Patricia

      Eliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribir comentarios, me encanta ver cada día las estadísticas y saber cuántos visitáis este blog, que cada día sois más, así que imaginad lo que ocurre cada vez que veo un comentario.
Si no veis vuestro comentario publicado inmediatamente es porque los filtro para evitar que aparezcan vuestros correos electrónicos y, por supuesto, los comentarios malintencionados; pero intentaré hacerlo lo más rápido que me sea posible.
Un beso,
Patricia