Miedo, mucho miedo

   Después de una noche terrorífica pero muy divertida, hay que volver a la vida normal y dejar los disfraces y máscaras en casa. ¡Ah! y recoger toda la decoración hasta el año que viene.


   Un beso,

Comentarios