The cupacake's home

  Después de llevar tiempo siguiéndolas por las redes y deseando poder visitar el local para disfrutar de alguno de sus dulces; hace poco fui, por fin, a The cupcake's home y disfruté muchísimo, muchísimo.


The cupcake's home
C/ Vírgenes 3
Zaragoza

   The cupcake's home tiene encanto, te sientes como en el salón de tu casa cuando te sientas en sus sillones y además, te tratan tan bien sus propietarias, Yolanda y Rosa, que sales con la intención de volver de nuevo para disfrutar con sus dulces.
   En Instagram había visto la dulcitapa y tenía unas ganas enormes de probarla, así que no dudé en absoluto cuando la vi. La dulcitapa son dos trocitos de tarta, una de bizcocho de chocolate rellena de mermelada de fresa con buttercream de fresa y la otra de bizcocho red velvet, rellena de mermelada de mango y buttercream de mango. Una delicia.
   Además de poder disfrutar en el local de estos dulces tan buenos, también podéis hacer encargos para vuestras fiestas o comprar por Internet, pero no sólo los dulces, también material para hacerlos vosotros mismos.
   Un beso,














Comentarios

  1. Qué ganas tengo de ir a probar las dulcitapas, pero todavía no he tenido la ocasión. Siempre que voy por esa zona, termino en el Café Botánico.
    Con lo que me gusta todo lo dulce, seguro que disfruto un montón.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues pásate porque están buenísimas. Yo también voy bastante por El Botánico pero me he propuesto conocer todos los sitios bonitos y con dulces de Zaragoza (jajajaja).
      Besicos,
      Patricia

      Eliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribir comentarios, me encanta ver cada día las estadísticas y saber cuántos visitáis este blog, que cada día sois más, así que imaginad lo que ocurre cada vez que veo un comentario.
Si no veis vuestro comentario publicado inmediatamente es porque los filtro para evitar que aparezcan vuestros correos electrónicos y, por supuesto, los comentarios malintencionados; pero intentaré hacerlo lo más rápido que me sea posible.
Un beso,
Patricia