Cavitación

   El verano pasado me propusieron un método nuevo para reducir volumen y la grasa acumulada, en forma de celulitis, principalemente. Le llaman la alternativa a la liposucción, y ya la conoceréis todos, es la cavitación.
   Me fue bien, pero el precio en aquel momento era tan alto que no pude hacer tantas sesiones como a lo mejor hubiese necesitado. Además, entre una sesión y otra que eran una vez al mes, tenía que ir todos los días a realizar sesiones de presoterapia o de plataforma vibratoria.
   Fue en verano y yo tengo tiempo en verano, pero me parece un tratamiento bastante largo y costoso, que no todo el mundo se puede permitir principalmente por el tiempo que requiere.
   Además, no se si a otras personas les pasará, pero cuando comenzaron con la frecuencia esa que sólo oyes tú, mis piernas empezaron a moverse como si me dieran espasmos. No era doloroso, pero sí muy incómodo.
   En definitiva, que el tratamiento está muy bien porque si eres constante se ven los resultados, pero para mi criterio y por lo que a mí me hicieron lo veo un poco caro en dinero, pero sobre todo en tiempo. De todos modos quiero volver a probarlo a ver si ha avanzado un poco la tecnología y es más rápido y barato, y noto más los resultados.
   Un beso

Comentarios