Y de postre... kiwi

   Esto es lo que podría decir yo casi todos los días después de comer, y de postre... kiwi. Y no es porque todos los días tome un kiwi como postre de la comida o de la cena, más bien lo suelo tomar por la mañana, antes de desayunar, pero tampoco todos los días, dos o tres veces por semana.
   Bueno, a lo que íbamos, que el kiwi que tomo de postre o más bien me pongo de postre, no se come, aunque lo haría por lo bien que huele, es la vaselina de Aghata Ruiz de la Prada con sabor a Kiwi. Tengo de otros sabores u olores, como lo queramos decir, pero para el verano es una de las que más me gusta, porque me parece muy fresquita.
   Supongo que cada una tendreis vuestra preferida, pero yo tengo un poco de manía en separar las cosas de verano de las invierno, no sólo en la ropa, sino en el maquillaje, los perfumes, las cremas hidratantes y en la vaselina labial también.
   Suelo utilizar la vaselina cuando no me maquillo, ya que siempre debemos llevar los labios protegidos del sol y del viento, bien sea con una barra de labios (pinta labios de toda la vida) o con vaselina, para que no se sequen y corten, ya que se estropean mucho y queda muy feo.
   Además ahora en verano, podemos darnósla cada vez que salgamos del agua, bien sea en la playa o en la piscina, después de tomar el aperitivo en el chiringuito de la playa o después de comer una buena parrillada de costillas de ternasco y longaniza en el pueblo (lo estoy oliendo, jaja).
   Un beso

Comentarios