Fleur d'interdit

   Hace muchos, muchos años... Bueno unos 15 o 20 (tengo 34 así que calculad). Salió a la venta en los kioskos una colección de perfumes en miniatura y yo me la compré si no completa, prácticamente completa. Incluso compré unos armarios pequeños para guardar todas las botellitas de perfume y las cajas las iba guardando en bolsas de papel cubiertas con papel de seda para que no cogiesen polvo, aún así están llenas de polvo.
   Estas miniaturas de perfume era algo que había dejado como un adorno más para decorar la habitación. Y ahora estoy haciendo algo que estoy convencida de que a los coleccionistas de estas miniaturas les parecerá un crimen. Nunca había abierto ni uno de esos botecicos para olerlos y disfrutar de su aroma, pero hace unos días abrí uno y ahí ha comenzado el final de estos perfumes.
   Al abrirlo me gustó tanto cómo olía que empecé a utilizarlo y ya casi he acabado ese perfume, así que quizá dentro de unos días abra otro, y después otro y así hasta que los gaste todos. Quizá el día que los haya terminado todos me de mucha pena el haberlo hecho, pero también pienso que si después de tantos años todavía huelen tan bien, por qué he de dejar ese aroma tan bueno guardado dentro una botella, como si fuese el genio de la lámpara maravillosa. El genio lo que siempre ha querido ha sido salir y el perfume también se hizo para que saliese y lo utilizásemos y las personas cuando nos recuerden también recuerden ese olor que tanto nos caracteriza.
   Mi primera miniatura ha sido "Fleur d'interdit" de Givnechy, yo en realidad no se describir los olores de los perfumes y decir que tiene aroma a madera o a limón, pero sí que se decir por qué me gustan o me disgustan, así que lo voy a explicar a mi manera.
   Para mí es un perfume de primavera, porque es dulce e intenso, pero en ningún momento empalagoso. Digo que es de primavera porque para el verano me parece un poco fuerte, a mí me gustan más fresquitos para esa época del año y para invierno, aunque no me gustan los perfumes muy intensos, creo que se queda un poco suave.
   Quizás crea que es un perfume de primavera porque lo he probado en esta época del año, pero lo que sí que es seguro es que me ha encantado aunque no se si podré volver a utilizarlo, ya que he estado buscándolo incluso en Internet y no aparece por ningún lado.
   En cuanto a la botella es preciosa, es de cristal mate, con unas flores talladas en el centro de arriba a abajo en ambos lados, el tape también está tallado con las mismas flores y en parte del cuello lleva una tira dorada, y la caja hoy en día se ve un poco antigua, pero en los 90, cuando yo la compré, estoy convencida de que era lo más.
   Un beso

Comentarios