Palabra de honor que no se cae mamá

   Para el verano me parece uno de los escotes más favorecedores que existen, y más si tienes unos buenos hombros (y si no también). Es fresco, arregla mucho y es muy cómodo, por lo menos para mí. Me gusta llevar prendas palabra de honor tanto de día con un vaquero o una falda como de noche en un vestido, como es el que os muestro.
   Este vestido negro salió de regalo hace un par de veranos en una revista, así que mucha gente lo tendrá exactamente igual que yo. Al principio pensé en utilizarlo sólo para ir a la playa o a la piscina, o incluso para estar por casa. Pero un día me lo puse para salir por la tarde a tomar algo y ahora es una de mis prendas favoritas para las noches de verano.
   Por delante tan solo tiene una tira para adornarlo y la parte trasera es con gomitas y nido de abeja para que sirva a las chicas de casi cualquier talla. Lo que hace que sea muy cómodo y no tenga que estar pendiente de si cae o no como ocurre con otras prendas palabra de honor.
   Para complementarlo suelo llevar este conjunto de collar y pulsera que también salió en una revista hace un par de años. La verdad es que las revistas en verano son un auténtico chollo, por el mismo precio te llevas la revista y algún regalo, no todos son útiles, por eso hay que fijarse bien y si tienes suerte de que el vendedor de la prensa es amable, pedir que te deje probar las cosas.
 La cartera gris es de Guess de hace unos 5 inviernos y las esclavas de I's London de esta temporada, entré en la zapatería a comparme otras que había visto en el escaparate, y salí con los dos pares. Son de volantes de ante en verde agua, preciosas y muy pero que muy cómodas. ¡Ah! y no me han hecho rozaduras.
    Un beso

Comentarios