Simplemente irresistible

   Hay ocasiones en las que algo me parecen simplemente irresistible y me lo compro. Algo más o menos así es lo que me ocurrió con este producto que os muestro hoy. Lo vi, me gustó y lo compré. Aunque después unos cuantos usos dejó de ser lo y ahora os cuento por qué.
   Este esmalte de uñas de Lina Bocardi Ceramik, el color número 11,  no fue lo que yo esperaba ya que lo primero que le ocurre es debo darme dos capas para que cubra lo suficiente además de que se secó muy rápidamente y tan apenas lo pude utilizar un par de meses. Y el último problema, que casi es el menor, es que en invierno queda muy bien con la piel blanquita pero en invierno me parece que el contraste es muy exagerado y parece que lleve uñas postizas (de las malas, jajajaja).
   Aún así lo continúo utilizando pero debo tener más paciencia a la hora de dejar que se seque por lo que lo utilizo los días que tengo muchísimo tiempo y muy pocas cosas que hacer.
   Un beso,
   ©  Patricia


Comentarios