Guacamole

   Una de las recetas que más me gusta hacer durante todo el año por lo fácil que es y lo rápido que se hace es el guacamole. Además es una receta que me suele sacar de muchos apuros tanto para un aperitivo por la mañana, una comida, una merienda salada o una cena.
   El guacamole tiene la peculiaridad de que le gusta prácticamente a todo el mundo por lo que es un éxito asegurado a casi cualquier hora del día. Además como se ha puesto tan de moda todos lo conocen aunque hay que reconocer que en ocasiones se abusa un poco de él.
GUACAMOLE
   Ingredientes: 90 gr de cebolletas, 360 gr de tomates sin piel ni pepitas, cilantro (opcional), chile verde (opcional), sal, pimienta, 430 gr de aguacates pelados y sin el hueso, unas gotas de Tabasco, el zumo de 1/2 limón, 50 gr de aceite de oliva y 1 hueso de aguacate.
   Preparación: Pica mucho las cebolletas, de modo que al comerla se note que cruje pero no quita el sabor al plato y resérvalas. Pica también el tomate en cuadritos muy pequeños, casi como un puré y reserva también. Después pica el cilantro y el chile y añádelos al tomate junto con la sal, la pimienta, el Tabasco y el zumo de limón.
   Trocea el aguacate maduro con el cuchillo de modo que quede como un puré, incorpóralo a la mezcla del tomate, añade también la cebolleta y mezcla todo bien para que se mezclen bien los sabores y quede perfecto.
   El hueso lo se guarda para colocarlo sobre el guacamole una vez que hemos terminado de este modo el no se volverá de color oscuro.
   Puedes servirlo con tortitas de arroz o utilizarlo para acompañar al pescado a la carne, recuerda la hamburguesa de la que os hablé que comí en Cebrián.
   Espero que os guste tanto como a mí y que le busquéis todas las posibles opciones para comerlo que seguro que encontráis algo nuevo con lo que combina y si es así me lo contáis.
   Un beso,
   ©  Patricia


Comentarios