Sesión de maquillaje Mary Kay

   Hace unos días, una amiga me dijo que me veía con un brillo especial, como si hubiese algo que contar pero todavía fuese pronto para hacerlo. Tuve que decirle que ese brillo especial se debe simplemente a que me maquillo más a menudo, no tengo todavía nada interesante que contar en mi vida personal.


   Hace unos días volví al salón de Mary Kay y allí me volvió a atender María con su amabilidad y su buen hacer. En esta ocasión me enseñó a maquillarme y he de decir que me enseñó trucos nuevos: nunca se sabe todo, siempre hay algo nuevo; y además me encantó el resultado con los colores que eligió para mí.
   Un beso,










Comentarios

  1. Que sí, que es importante saber maquillarse y blablabla pero que si no hay una buena base debajo... tú me entiendes :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Sí que es importante la base pero he de decir que hay muchas que me han sorprendido, para mal, con la cara lavada. Y no quiero ser mala ;-)
      Patricia

      Eliminar
    2. Ah, sí. El otro día tuvimos una conversación -de estas malas, en plan conspiración- sobre las mil cara de una que no quiero ser malo y nombrar porque no viene a cuento jajajajaja Sorpresas que da la vida xD

      Eliminar
    3. Jajaja. Me encantan esas conversaciones. Pero he de reconocer que, la mayoría del tiempo, no tengo este aspecto.
      ;-)

      Eliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribir comentarios, me encanta ver cada día las estadísticas y saber cuántos visitáis este blog, que cada día sois más, así que imaginad lo que ocurre cada vez que veo un comentario.
Si no veis vuestro comentario publicado inmediatamente es porque los filtro para evitar que aparezcan vuestros correos electrónicos y, por supuesto, los comentarios malintencionados; pero intentaré hacerlo lo más rápido que me sea posible.
Un beso,
Patricia