Parrilla Albarracín

   Normalmente os hablo de lugares en los que podéis encontrar unos dulces deliciosos o de sitios de tapeo, pero hoy os quiero hablar de un restaurante de verdad, de esos a los que van las personas adultas pero que a algunos todavía nos cuesta un poco decidirnos a ir.


Salpicón de quesos variados con brotes de lechugas y vinagreta de frutos rojos. 

   He de decir que uno de los principales motivos por los que no voy  a restaurantes en los que hay dos platos y postres es porque suelen poner muchísima cantidad de comida, y es que aunque soy comedora, después todo es demasiado.
   Aún así, de vez en cuando voy a restaurantes pero suelo pedir dos primeros o medio menú. Sin embargo, en Parrilla Albarracín me salté mis "normas" y elegí primero, segundo y postre de la carta.
   Fui con dos de mis amigas, Carol y Mapi, y comenzamos pidiendo cada una un plato, en los segundos ya hubo la primera coincidencia y en el postres, las tres teníamos claro lo que queríamos que era lo mismo.
   Si queréis ir a un restaurante en el que os den comida tradicional pero con un punto diferente, es decir, que sepáis lo que coméis pero que la presentación sea un poco moderna; que el precio no sea demasiado elevado, había menús de 15 y 20€; y que las cantidades no sean exageradas, os recomiendo que visitéis este restaurante.
   Un beso,



Ceviche de calamar y mejillón con cebolla roja, lima y cilantro.


Canelón de boletus y foie sobre crema fina de trufa y picadillo de longaniza de Graus.


Hamburguesa de Nebraska (Black Angus) a la parrilla en salsa de barbacoa y cebolletas en tempura.


Ventresca de ternasco de Aragón asada sobre crema de patata, brotes de berros y jugo del asado.


Sorbete de mojito artesano.

Comentarios