¡Regalitos!

   El viernes pasado, con un mes de retraso, celebré por fin mi cumpleaños con mis primas. Somos 5 y entre la mayor y las pequeñas tan solo hay 3 años de diferencia, somos amigas y eso se nota cuando nos reunimos. También tenemos un primo, pero el viernes estaba enfermo y no pudo venir el pobre.
   Una de ellas, Beatriz, me trajo unos regalos de esos que tanto me gustan a mí y a su hija; que es mi ahijada pero parece más mía que de su madre (algún día me perdonarás, ¿verdad Bea?).


   Lo malo fue que se nos hizo demasiado corto a pesar de estar más de tres horas juntas y es que siempre que nos juntamos nos pasa eso, hablamos como si no nos hubiésemos visto en años y además, somos todas muy habladoras, algo que a veces complica las conversaciones porque nos liamos pero aún así, siempre terminamos pensando que tenemos que volver a reunirnos pronto y más a menudo.
   Un beso,








Comentarios