Mermelada de tomate

   Ahora que hay tomates en abundancia se puede esta mermelada que va muy bien para desayunar, con queso fresco, salmón o con cualquier comida que pueda compartir sabores dulces y salados.
MERMELADA DE TOMATE
   Ingredientes: 1 kg de tomates maduros y carnosos, 1/2 kg de azúcar y el zumo de un limón.
   Preparación: Pela y quita las pepitas (semillas) de los tomates y córtalos en trocitos, debes dejarlos escurrir o bien los aplastas con las manos para que sacarles toda el agua.
   Echa en una sopera el tomate, el azúcar y el zumo del limón y ponlo a fuego medio-bajo, debes darle vueltas constantemente durante unos 30 o 40 minutos dependiendo de lo espesa que quieras que sea la mermelada. Ten en cuenta que hasta que se enfría sigue espesando.
   Vierte la mermelada en tarros de cristal cuando todavía esté caliente y ciérralos inmediatamente, de este modo ellos solos harán el vacío y no tendrás que preocuparte de ponerlos al baño María; como puedes ver en casa utilizamos botes de otras conservas bien fregados para que no queden olores ni sabores. Guarda estos botes en un lugar fresco y que no les de la luz directa y de ese modo aseguras su conservación.
   A mí me encanta sobre el queso de cabra templado, pero también está muy buena con jamón serrano. Ya os mostraré alguna receta con mermelada de tomate para que la podáis disfrutar.
   Un beso

Comentarios