Televisión bien abrigada

   Hace mucho mucho tiempo cuando en las casas tan sólo había una televisión en blanco y negro y pequeña, las familias las trataban con muchísimo cuidado y delicadeza. Llegaban a tal punto que hasta les hacía tapetes de ganchillo o a punto de cruz no para abrigarlas como he dicho en el título, sino para protegerlas.
   He tenido la grandísima suerte de que dos de esos tapetes que mi abuela hizo para cubrir la tele y así protegerla del polvo hayan llegado hasta mí. Ahora ya no los utilizo para cubrir la tele porque es demasiado grande para las de pantalla plana, pero sí que sigo utilizándolos.
   Yo llevo gafas o lentillas porque soy muy miope y no veo nada de lejos y menos cuando es de noche. Me gusta tener las lentillas en la habitación y no en el baño como la mayoría de la gente y al ponérmelas o limpiarlas siempre gotean un poco. Si me las pusiera y quitara en el baño no habría ningún problema porque las gotas caerían al lavabo pero al hacerlo en la habitación, sobre la cómoda, las gotas caen sobre ella y estropean la madera. ¿Cual fue la solución que encontré? Pues utilizar estos tapetes sobre la cómoda para que así las gotas del líquido de limpieza de las lentillas caiga sobre ellos y no manche ni estropee la cómoda.
   Este que os enseño hoy está hecho en algodón blanco y bordado a punto de cruz en azul, verde y mi color preferido, rosa. Además lleva una vainica alrededor que es muy sencilla pero que da el toque final perfecto.
   Un beso





Comentarios