Confort moderno

   He de reconocerlo, el chándal es una prenda que no me gusta mucho pero cuando voy a clases de yoga o bien para estar en casa, lo utilizo. El chándal es muy cómodo pero no para todos los días a no ser que seas profesor de Educación Física o algo parecido, sin embargo para estar en casa creo que está bien.
   Tengo ropa que he comprado en exclusiva para ir por casa pero también utilizo los chándal viejos que ya no están para ir a las clases de yoga pero tampoco para tirar. Hoy os muestro una combinación de las dos cosas. Además también utilizo ropa antigua que me da un poco de vergüenza llevar por la calle pero que me pasa como con el chándal, están en buen estado pero no son para que las vea mucha gente.
   Eso sí, aunque cuando estoy en casa suelo llevar prendas que no utilizaría para salir a la calle, están siempre en buen estado; sin rotos, manchas ni olores.
   No es lo habitual pero de vez en cuando creo que también tenemos que mostrar algunas prendas más normales porque en casa todos vamos más cómodos.
   ©  Patricia




Pantalón: tienda local (antiguo)
Chaqueta: Women Secret (antiguo)
Camiseta: ExpoZaragoza 2008 (antiquísimo)

Comentarios