Impacto visual

   La Navidad es una época del año que me encanta, me gusta muchísimo estar en casa, tenerla decorada de un modo diferente al habitual, poner una mantelería más bonita, sacar las copas, utilizar la vajilla de la abuela...
   Aunque todos los años utilizo la misma decoración porque la pongo una y otra vez hasta que termina completamente destrozada y es casi siempre de la misma forma, intento hacer alguna cosa un poco diferente para no cansarme de verlo siempre igual.
   En la fachada de casa no ponemos muchas cosas porque nos han robado alguna pero aún así siempre hay algo. Como podéis ver la fachada es de ladrillo blanco hielo y piedra gris por lo que la decoración en color rojo queda fenomenal y resalta muchísimo.
   Desde hace unos años ponemos la guirnalda y el Niño Jesús porque nos parece que además de quedar bien debemos recordar que la Navidad la celebramos para recordar el nacimiento de Jesús no sólo por los regalos aunque yo dejo que me hagan todos los que quieran.
   Un beso,
   ©  Patricia

Comentarios