Confit de pato

   Hoy me he levantado un poco perezosa así que la receta que os propongo es sencillísima aunque conlleva bastante tiempo de preparación. Es una receta básica que vosotros podréis completar como deseéis; con patatas, mermelada, verduras asadas, fruta...
CONFIT DE PATO
   Ingredientes: Muslos de pato, sal gorda y especias o hierbas aromáticas (al gusto).
   Preparación: Debes quitar todos los trocitos de grasa que puedas de los muslos de pato excepto los que están debajo de la piel y los reservas.
   Espolvorea la sal gorda por todos los lados del muslo, introdúcelos en una fuente que taparás con film transparente y que deberás dejar en el frigorífico durante 24 horas.
   Coloca una sartén a fuego lento y echa en ella los trocitos de grasa que has quitado antes hasta que se fundan. Después pásalo por el chino, deja que se enfríe en un bol y una vez frío tapa esta grasa con film transparente e introdúcela en el frigorífico con los muslos.
   Pasadas las 24 horas lava los muslos de pato bajo el grifo con agua fría para eliminar toda la sal y después sécalos bien con papel de cocina.
   Calienta de nuevo la grasa que habías reservado del día anterior a fuego lento en una sartén, sólo para que se derrita de nuevo. Mientras coloca los muslos de pato en una bandeja para horno y cúbrelos con la grasa clarificada.
   Introducimos la bandeja en el horno precalentado a 90º durante unas 2 horas aunque esto no es una ciencia exacta, ya que deberás ir pinchando los muslos de vez en cuando para ver si están hechos o todavía necesitan más tiempo.
   Una vez hechos tienes dos opciones; o bien los fríes hasta que estén dorados en una sartén primero por el lado de la piel y después por el otro o, cambias los muslos a otra bandeja apta para horno y los pones a gratinar durante unos 15 minutos hasta que doren.
   Recuerda que la grasa que nos ha sobrado la puedes utilizar para freír patatas, verduras, frutas...
   Un beso,


Comentarios