Ensalada de lentejas con manzana y nueces

   No recuerdo si os lo dije o no pero la intención que tengo es la de ir presentando diferentes recetas para diferentes ocasiones o momentos del día. No penséis que voy a proponer recetas muy elaboradas o que necesiten demasiado tiempo pero lo que sí que quiero es no centrarme sólo en los primeros platos de la comida como me estaba pasando últimamente y por eso la semana pasada os mostré una opción para desayunar.
   Hoy, sin embargo, vuelvo a las raíces, esos primeros platos o platos únicos que tan bien se me dan y qué rápidamente cocino con un poco de trampa.
ENSALADA DE LENTEJAS CON MANZANA Y NUECES

  Ingredientes: 1 bote de lentejas cocidas, 1 manzana, 100 de lechuga, 50 gr de queso curado, 3 cucharadas de nueces picadas, 2 cucharadas de vinagre, 3 cucharadas de aceite, 1 cucharadita de miel o caramelo líquido, 1 cucharadita de mostaza y sal.
   Preparación: Lava la lechuga y escúrrela bien, haz lo mismo con las lentejas y echa las dos cosas en un bol. Pela la manzana y córtala en dados; haz lo mismo con el queso y añade las dos cosas al bol.
   Para preparar la vinagreta te recomiendo que lo hagas en un bote de cristal porque es más rápido y limpio. Introduce en el bote las nueces, el vinagre, el aceite, la piel o el caramelo, la mostaza y la sal; cierra bien el bote y agítalo para que se mezclen todos los sabores y quede una crema ligera.
   Vierte esta vinagreta sobre las lentejas, mezcla bien, deja reposar un ratito para que coja bien el sabor y sirve en platos individuales.
   Un beso,


Comentarios

  1. Ummmmmmmm, riquisimaaaaaaaaaa y con lo que a mi me gustan las lentejas¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribir comentarios, me encanta ver cada día las estadísticas y saber cuántos visitáis este blog, que cada día sois más, así que imaginad lo que ocurre cada vez que veo un comentario.
Si no veis vuestro comentario publicado inmediatamente es porque los filtro para evitar que aparezcan vuestros correos electrónicos y, por supuesto, los comentarios malintencionados; pero intentaré hacerlo lo más rápido que me sea posible.
Un beso,
Patricia