Arquitectura clásica

   Debo reconocer que para el arte soy bastante "antigua", me gusta más el arte clásico que el moderno y con la arquitectura me pasa algo parecido. Disfruto muchísimo con los edificios modernos ya que me sorprende, en muchas ocasiones, como pueden mantenerse en pie; pero los edificios antiguos tienen algo especial que me gusta mucho.


   Bilbao es una de esas ciudades en las que podemos encontrar ese contraste y convivencia de la arquitectura moderna con la antigua que la hace tan bonita y que me enamore un poco más de ella cada vez que la recuerdo.
   Estoy deseando poder volver para descubrir nuevos rincones.
   Un beso,

















Comentarios