Tartas de Verónica

   Desde que vi que hasta las chicas de Sexo en Nueva York comían cupcake decidí que tendría remordimientos cada vez que comiera uno. Tampoco es que coma tantos, dos o tres al año, pero de vez en cuando sí que me doy el caprichito.


   El día que probé los cupcakes de Tartas de Verónica decidí que seguiría comiendo más y probando diferentes sabores porque están deliciosos.
   Un beso,




Comentarios